Oh Lilith ! La eroteca vegana e inclusiva

Martes 28 de Junio de 2016
Comparte y dispara Facebook Twitter
Oh Lilith Lubricantes

Según diversas tradiciones judías, hubo una mujer en el paraíso antes que Eva. Se llamaba Lilith, fue hecha de polvo igual que Adán pero nunca encontraron la paz juntos. ¿La razón? El empeño de él por practicar la postura del misionero en sus relaciones sexuales, posición que ella encontraba ofensiva y subordinada.

«¿Por qué he de acostarme debajo de ti? —preguntaba Lilith—: yo también fui hecha con polvo, y por lo tanto soy tu igual».

Pero Adán no se daba por vencido, así que Lilith, encolerizada, decidió abandonar el Edén y coger carretera y manta hacia el Mar Rojo, donde vive desde entonces practicando sexo con todo tipo de demonios en una cueva.

Lilith se resistió a la sumisión, desafiando incluso a dios para no renunciar a sí misma.
Rechazó la subordinación sexual adueñándose de su cuerpo y de su propio placer.

Esta primera y poderosa mujer es hoy un símbolo para el feminismo y también una inspiración para proyectos insumisos como Oh Lilith!: una eroteca vegana, feminista y comprometida con la diversidad sexual.

Sus creadoras se consideran hijas de Lilith porque buscan los caminos del placer en paralelo con la conciencia social, planteando un nuevo concepto de venta de juguetería erótica donde cruzar sus feminismos, abrazar toda la diversidad de género y sexual y con la firme convicción de un placer respetuoso con los animales.

La propuesta de Oh Lilith! es una auténtica declaración de principios: materiales saludables, productos artesanales y cruelty-free donde nada está experimentado en animales y donde todos los ingredientes son 100% veganos. Incorporan además un cambio de perspectiva desde el que visibilizan la diversidad de cuerpos, relaciones y deseos tanto en su web, como en redes sociales pero sobre todo en sus LookBooks. Así, encontramos que los modelos y tallas de Oh Lilith! son representativos, variados e inclusivos.

“Nuestro enfoque es feminista porque mostramos la diversidad de sujetos y objetos de deseo: diversidad sexual, afectiva y corporal más allá de los enfoques irreales de una industria ya caduca. Nuestros productos son cruelty-free porque no entendemos un placer que pase por la explotación animal. Nuestra misión es eliminar los tabúes relativos al sexo y al disfrute de nuestros cuerpos mediante vídeos, artículos y talleres con un enfoque riguroso pero a la misma vez distendido y sin prejuicios.” afirma Berenice Riu.

Oh Lilith

Dildos, arneses, vibradores, colitas de fantasía, anillos para el pene, masaje, sexo seguro, lencería, bondage...pero también formación y pedagogía. Porque la salud sexual es un pilar en Oh Lilith!, donde apuestan claramente por “ejercer una labor pedagógica dejando de lado tabúes, misticismos y tergiversaciones de lo mainstream.”

Si algo caracteriza este proyecto es su apertura; de mente, corazón y también creativa. Por eso, además de productos meticulosamente seleccionados nos ofrecen servicios como sesiones de fotos eróticas donde no importa si tienes o no experiencia, tu modelo relacional (pareja, trío, cuarteto…) tu edad o tu talla porque la mirada de Oh Lilith! está llena de ideas para hacer de la experiencia algo inolvidable.

oh lilith

También sus Tuppersex (introduciendo los Tupper Tea como concepto renovado) están causando sensación entre los públicos más diversos, al tiempo que abren brecha y llenan el vacío que habitualmente encontramos al aproximarnos a la industria de la juguetería sexual.

Oh Lilith! es un espacio donde explorar el placer sin explotar a los animales, donde aprender a disfrutarnos más y mejor liberándonos de etiquetas y tabúes.
En el siglo XXI, las hijas de Lilith siguen resistiéndose a la sumisión, desafiando a quien se ponga por delante para no renunciar a sí mismas. Cuestionan lo normativo, reivindican lo diverso, tienen conciencia social y son veganas.