Ganar un ultramaratón sin comer animales

Viernes 27 de Mayo de 2016
Comparte y dispara Facebook Twitter
Alberto Peláez Serrano - 1er puesto en la ultramaratón “Los 10.000 del Soplao”
Alberto Peláez Serrano - 1er puesto en la ultramaratón “Los 10.000 del Soplao”

Subir a un podio en competiciones de máximo nivel deportivo con una camiseta en la que se lee con mayúsculas “no como animales” es un gesto tan sencillo como revolucionario: nadie queda indiferente.

Con el fin de demostrar que una alimentación basada en productos vegetales no solo es saludable sino que incluso permite el más alto rendimiento físico surgen los “Vegan Warriors”, el equipo de deportistas veganos que de manera informal nació en 2013 en Lanzarote para disputar algunas de las competiciones más exigentes cada año.

Entre ellos, Alberto Peláez Serrano vuelve a ser noticia esta semana por conseguir el 1er puesto en la ultramaratón “Los 10.000 del Soplao”, donde corrió nada menos que 97,4 kilómetros en un tiempo de 11h 52 min. Logro que alcanza apenas unas semanas después de batir el récord mundial de ascenso y descenso del Toubkal, la montaña más alta del norte de África con sus 4.176 metros de altitud.

los 100 mil del soplao

Con un currículum deportivo que desde que se alimenta de forma 100% vegetariana atesora más de 10 ultramaratones ganadas, 16 podios en ultra y más de 30 victorias en otras distancias, este activista por los derechos animales desafía en cada reto a un poderoso gigante: el de las creencias que giran en torno al consumo de carne y la salud.

Porque aunque entidades como la Asociación Americana de Dietética, compuesta por más de 67.000 profesionales, la Asociación de Dietistas de Canadá o el Colegio Americano de Medicina del Deporte ya en 2009 mostrasen su postura afirmando que “Las dietas vegetarianas bien planificadas, incluidas las dietas totalmente vegetarianas o veganas, son apropiadas para todas las etapas del ciclo vital, incluido el embarazo, la lactancia, la infancia, la niñez y la adolescencia, así como para los atletas” aún existen mitos que derribar.

Que preguntarnos “¿y de dónde sacan las proteínas?” sea una de las primeras reacciones no es de extrañar, sobre todo sabiendo que las industrias de explotación animal invierten presupuestos millonarios anualmente en sus campañas de publicidad. Campañas donde no solo nos muestran una imagen ficticia de animales felices (nada más lejos de la realidad de cualquier granja industrial) sino que además tratan de fomentar el arraigo de toda una serie de valores asociados a la carne y sus derivados.

La fuerza, la resistencia o la potencia física parecen ir irremediablemente de la mano con el consumo de productos de origen animal. Pero por suerte para los animales, cada vez más personas evidencian con su ejemplo que llevar una alimentación vegana no está reñido ni siquiera con ser deportista de alto rendimiento.

Incluso hay quienes como Alberto Peláez, Fran Godoy, Alejandro Álvarez o Jochen Eckert hacen de ello una forma de activismo marcándose sus propios desafíos como la próxima “Transibérica por los animales”, reto con el que en septiembre atravesarán la península en bicicleta de sur a norte en formato non-stop. Más de 1.000 kilómetros en una sola etapa con el objetivo de recaudar fondos para colaborar con proyectos solidarios.

Activismo para derribar mitos, para tocar conciencias, para romper esquemas, para traspasar los límites de nuestros prejuicios, para cuestionarnos.

Escuchar a deportistas como ellos decir que la empatía con los animales les mueve incluso cuando sienten que su cuerpo ha llegado al límite, es emocionante. Lo es porque demuestran que ponernos en el lugar de los demás puede impulsarnos para hacer posible lo imposible.

Se dice que hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad.

Y como demuestran estos activistas, cuando la voluntad se acompaña de determinación para construir un mundo menos violento y más respetuoso con quienes no pueden defenderse, somos imparables.

Comentarios

Me encanta que hayáis estrenado la sección 'Vita' y me ha gustado mucho que los 'Vegan warriors' tengan un artículo reconociendo su enorme trabajo. ¡Gracias, Disparamag!

Son una inspiración..

Añadir nuevo comentario