Amanda Romero (Directora de Igualdad Animal) presenta VITA, Animalismo y Ecología

Viernes 22 de Enero de 2016
Comparte y dispara Facebook Twitter
Artículo Vita

Amanda Romero (Madrid, 1987) es psicopedagoga y Directora de Igualdad Animal en España. Hoy nos ayuda a presentaros VITA, la sección de Animalismo y Ecología de Dispara. ¿Quién mejor que la voz visible de los animales para mostrarnos, a quienes escribimos y a quienes nos leéis, cuál es la realidad de la lucha por los derechos de todos y todas los que habitamos el mismo planeta? Sí, todos y todas, independientemente de razas o especies. Esta es la voz de alguien que sabe lo que ocurre a ambos lados de los muros de las granjas y los mataderos. Prestemos atención.

Amanda Romero (Madrid, 1987) Directora de Igualdad Animal en España.
Amanda Romero (Madrid, 1987) Directora de Igualdad Animal en España.

En una entrevista reciente, me preguntaban qué era lo más difícil a lo que se enfrentaba una activista por la defensa de los animales. ¿La legislación vigente, las posibles multas, la falta de recursos?

Mi respuesta fue clara: lo más difícil es enfrentar la invisibilidad de los animales.

Porque los animales están en todas partes, pero nadie los ve. Están en los primeros puestos de cualquier listado que se precie de vídeos adorables en las redes, ilustrando a todo color los cuentos infantiles, viven en los hogares de más de la mitad de la población. Son nuestros amigos y compañeros, nos fascinan. Sin embargo, el 99,9% de los animales que comparten este planeta con nosotros, viven en la más absoluta opacidad y nunca sabremos nada de su existencia.

Los muros de las granjas industriales son extraordinariamente altos. La primera vez que entré en una se me cortó la respiración. No solo por el insoportable olor a amoníaco que abofeteaba antes de abrir la puerta, sino por la violencia explícita, obscena, desde la que me miraban aquellos animales.

granja

Era una granja de cría intensiva de cerdos que no podían siquiera darse la vuelta. Una de ellas mordía compulsivamente los barrotes de metal que rodeaban su cuerpo, estaba tumbada y según mis cálculos del espacio era físicamente imposible que pudiera ponerse en pie. La jaula era más estrecha que ella en la parte superior, así que su única opción era quedarse tumbada y que su inflamado cuerpo sobresaliera por la parte baja de la estructura. Me miró desquiciada moviendo su cabeza de un lado a otro. Estaba fuera de sí, babeaba de hacer tanto esfuerzo inútil por arrancar con sus dientes alguno de los barrotes.

barrotes

Me quedé petrificada mirando sus ojos dulces y amarillos, dejaba caer los párpados con resignación cada pocos minutos, tomaba aire y volvía a empezar su batalla perdida contra la jaula. A su calor trataban de acercarse 7 pequeños bebés, había sido madre recientemente. Fue entonces cuando vi al más pequeño aplastado bajo su cuerpo, completamente amoratado. Supe después que es habitual que las hembras aplasten sin querer a sus pequeños recién nacidos. La falta de espacio les impide cambiar de postura y cuando accidentalmente uno de los bebés se cuela bajo su cuerpo buscando calor, muere en cuestión de minutos, irremediablemente asfixiado por su propia madre.

Vita cerdos granja

Comprendí que esta escena se repetía continuamente en cientos de miles de oscuras naves industriales como aquella, por todo el mundo, a todas horas, como una inmensa cadena de producción que no se detiene ni de día ni de noche. La cadena de producción de las fábricas de animales.

Me preguntaba entonces por qué no hay un debate público avergonzado por todo esto, cómo puede ser que semejante violencia esté ocurriendo cerca de nuestras casas sin que nos atormente por las noches, qué está pasando para que no griten a pleno pulmón las portadas de los periódicos cuestionando la sangrienta guerra que hemos abierto contra nuestros compañeros de planeta.

Me respondí rápido: los intereses económicos de la industria de la carne cimientan los altos muros de las granjas. No hay nada más hermético que el negocio de la ganadería industrial (prueba a visitar un matadero con una cámara). No quieren que miremos a los ojos dulces y amarillos de los animales que muerden barrotes desesperadamente, no vaya a ser que decidamos sacarlos de nuestro plato y quitar el dinero de sus bolsillos. Descuida, no mostrarán la realidad de los animales en sus anuncios.

El problema (para ellos) es que no hay pared de hormigón lo bastante alta para detener a la ciudadanía convencida de su derecho a la información. Queremos saber, queremos decidir libremente qué estamos consumiendo. Y si no nos lo cuentan, tendremos que documentarlo con nuestras propias cámaras.

Cámaras, palabras y convicción: esas son nuestras armas, así decimos la verdad. En Igualdad Animal nos dedicamos a ello cada día porque sabemos que la información es poder para el cambio.

En DisparaMag también lo saben, por eso hoy inauguran esta sección. VITA será de ahora en adelante el espacio dedicado a la defensa de los animales. Una sección animalista para sacar del anonimato a las víctimas más olvidadas, a los que no tienen más voz que la nuestra para reclamar sus derechos, a los que viven terribles pesadillas de las que no pueden despertar.

Un espacio para cuestionarnos la guerra que hemos declarado a los animales y desde el que los invisibles puedan soñar que pronto nos pondremos, por fin, de su lado.

Comentarios

no puedo ver mas estos articulos y sentir la insensibilidad de todos/as nosotras gracias por hacerlo visible

Hazte vegetariana como lo soy yo que voy como yo llamo CAMINO AL VEGANISMO y no sentirás más culpa

Ya no mas defendamos Los animales tienen mas cinciencia q Los humanos. Ya no mas por q de hacen Los q no ven hasta cuando Tanta injusticia

He quedado por un lado esperanzada y por otro como siempre triste de conocer la realidad de nuestros animales. Yo desde Bolivia hago lo que puedo , rescato perros de las calles y estoy en constante movimiento con asociaciones , concientizando gente , pero no es suficiente ., a veces siento que nada es suficiente , cuando terminara este horror .... Sigo su página y sus logros , felicidades ! Y adelante ,

Gracias a dios hace 35 años que no como carne! Esta barbaridad tiene que terminar esa carne no debe ser buena para nada

Gracias a dios hace 35 años que no como carne! Esta barbaridad tiene que terminar esa carne no debe ser buena para nada

Hola, tener algún medio de comunicación masivo (ej. canales de tv cable) para difundir imágenes reportajes e información en general sobre la realidad de la industria de la carne y sus derivados nos sería de gran ayuda en esta lucha, tenemos q ser una presencia contínua de todos los días concientizando cabezas a partir de mostrarles lo aberrante e injusta q es la situación que padecen los animales, siento q somos "ese" debate incómodo q se da cada tanto y al q la mayoria quiere sacarle el cuerpo rápidamente para no tener q lidiar con la incomodidad de tener que cuestionarse al momento de sentarse frente a un plato de "comida". Tener q hacerse responsables al tener conocimiento de q "ese trozo de carne" llegó hasta allí luego de una horrenda vida de miseria provocada por los humanos para satisfacer su apetito. Por otra parte entiendo también q a medida q el Veganismo continúe avanzando comenzará una fuerte resistencia q se manifestará en forma violenta, porque hasta ahora no representamos un peligro para la industria cárnica y basta con reirse y ridiculizarnos como "los loquitos defensores de "animalitos"" pero cuando tiemblen los cimientos de sus industrias, si tenemos en cuenta q la explotación animal sustenta en un porcentaje enorme a las economías de la mayoría de los países del mundo, entonces se desatará una verdadera guerra contra nosotr@s para la cual debemos estar preparad@s. Un fuerte abrazo para todos quienes están en esta lucha.

Quiero saludarlos y felicitarlos por esta magnífica labor y a la vez pornerme a su servicio desde Colombia.mi admiración y respeto a seres maravillosos como son ustedes defendiendo esto hermosos animales

Hasta me artaba de llorar con las guerras, los niños muriendo. Ahora cuando descubrí que los tiernos animales pasan todos este auténtico calvari , no puedo dejar de llorar por ellos.

Unido el pueblo jamás sera vencido siii las palabras se las lleva el viendo,unamonos y luchemos juntos unidos x esos pobresitos animalitos...