Dispara con Papi y Lagarder - Activistas sin techo

Viernes 24 de Junio de 2016
Comparte y dispara Facebook Twitter
Papi y Lagarder, activistas sin techo
Papi y Lagarder, activistas sin techo

Paseando por la calle Doctor Cortezo vi que unas personas sin techo tenían pegadas a sus pertenencias pegatinas de Podemos. Me llamó la atención pues mis propios prejuicios me hacían creer que estas personas sin hogar estaban despolitizadas. Menos mal que me acerqué a ellos a preguntarles por las pegatinas y me dieron una hostia de realidad al hablarme sobre cómo están organizados y sus luchas. Decidí que nuestra charla se tenía que convertir en una entrevista, y me la concedieron. Comparto con vosotras todo lo que aprendí de ellos ayer.

¿Quiénes sois?

Papi: Yo soy Francisco del Pino Moreno, aunque todos me llaman “Papi”, un sin techo que ha formado una organización llamada “El Chupano”, de personas sin hogar.

Lagarder: Yo soy Lagarder Danciu, un activista sin techo que intenta poner en evidencia la privatización de los servicios sociales y el maltrato diario que se ejerce sobre las personas sin hogar.

¿Cómo surge y por qué vuestro colectivo?

Papi: El colectivo nace en una casa okupa llamada “El Patio”. Allí hicimos talleres de reciclaje de ordenadores para regalárselos a personas que no se podían permitir uno. Y a partir de ahí hemos ido prosperando hasta conformar “El Chupano”, que lucha por los intereses de los sin techo.

Lagarder: Intentamos también que el colectivo tenga un papel dentro del ayuntamiento.

¿Recibe vuestro colectivo buena respuesta por parte de las personas sin techo o hay escepticismo?

P: No hay escepticismo, hay miedo por las represalias que pueda haber. Si salimos en los medios, las ONG, que supuestamente están para ayudarnos pero que en realidad cobran mucha pasta por ello, amenazan con no ayudarnos.

L: Cada vez estamos mejor organizados y somos más fuertes. Queremos que los ayuntamientos de España nos escuchen y dejen de favorecer a empresas privadas que solo buscan lucrarse con la pobreza.

Papi y Lagarde, activistas sin techoPapi y Lagarde, activistas sin techo

¿Cuáles son las metas de vuestro colectivo?

P: Estamos luchando para que toda la gente salga de la calle, sin excepción, sean legales o no. Queremos que todo el mundo duerma bajo un techo. El Hospital Carlos III el año pasado hizo un estudio que decía que las personas que duermen en la calle viven diez años menos de promedio que las que viven en sus casas.

Pero no nos conformamos con que nos metan en una nave llena de literas con 600 personas como hacen ahora, en la que cogemos más enfermedades dentro incluso que en la calle. Queremos un lugar con unas condiciones en las que podamos vivir dignamente. Yo he estado, por ejemplo, en el albergue de San Isidro, que tiene unas 400 personas dentro y era desolador, de ahí he salido tocado psicológicamente. Todo el mundo que entra ahí se muere del asco, es un golpe muy duro.

L: Recuperar los servicios sociales y sobre todo crear proyectos de autogestión. En la calle existe gran diversidad de personas sin techo: Personas con adicción al alcohol o a las drogas, gente desahuciada, con problemas derivados de rupturas familiares, expulsadas de sus trabajos… Esta gente necesita cuidados especiales de distintos profesionales. Hay que saber proporcionar a cada uno según sus necesidades e invertir económicamente para que esto pueda ser efectivo. Por ello, es fundamental que esos servicios los garanticen los ayuntamientos. A corto plazo esperamos comenzar aquí en la capital. El día 4 tengo reunión con Manuela Carmena porque necesitamos que nos cedan espacios para nosotros. Es inadmisible que en toda la red de asociaciones, organizaciones y empresas en torno a la problemática de los sin techo, se hayan creado más de 4.000 puestos de trabajo pero ninguno de los empleados sea un sin techo. Trabajan para los sin techo pero sin los sin techo.

No queremos asistencialismo. En los distritos donde hay más personas sin techo deben construirse al menos dos comedores sociales en los que no solo se proporcionen alimentos sino también actividades lúdicas, para que aprendan, se conozcan entre ellos y los sin techo se empoderen.

¿Trabajáis o entabláis redes con otros colectivos?

P: Nacimos hace diez meses y estamos comenzando a crear redes. Trabajamos bastante con otros colectivos de Madrid. Pero yo soy de Huelva y me gustaría volver y crear allí, en Punta Hungría un campamento para las personas sin techo.

L: En este año de ruta por España para visibilizar a los sin techo, he conocido bastantes colectivos, y estamos tejiendo redes para montar una plataforma nacional de las personas sin techo, que integre también asociaciones como las PAH’S, 15M Coslada… Colectivos que conserven un sentir de la calle. Sustituir los estatutos por asambleas. Crear un organismo no jurídico pero sí representativo en el que aglutinemos nuestras necesidades.

¿Os sentís discriminados por las instituciones?

P: Sí.

L: Más que discriminación es criminalización de la pobreza. Se multa a las personas que rebuscan en la basura para alimentarse, ponen pinchos en los cajeros para que los sin techo no puedan dormir ahí… Desplazan la pobreza visible del centro hacia la periferia.

¿Y por la sociedad?

P: Algunos nos miran con extrañeza, otros despectivamente, ha habido casos incluso de nazis que han llegado a quemar a compañeros. Pero muchas personas sí nos ayudan.

L: Uno de los problemas fundamentales es que la gente no sabe cómo ayudar y eligen la vía más fácil que es la de dar una limosna. Creo que la solución es trabajar junto a nosotros, para que la situación de los sin techo cambie de verdad. Lo que pasa es que mucha gente piensa que esto debe existir y que nada se puede hacer.

¿Cómo os ha afectado la crisis económica? ¿Sentís que vuestro gobierno ha velado por vuestros intereses?

P: No han velado por nuestros intereses. Nos han dado una paga miserable y han creado leyes nada más que para su propio provecho.

L: Con la llegada de la crisis económica el gobierno ha alimentado el negocio de las empresas. Estas reciben subvenciones a costa de nuestros derechos. Detrás de Samur social se encuentra la empresa Grupo 5, que montó el PP para adueñarse de los servicios sociales, y factura 68.000.000 euros al año. Detrás de ASISPA un grupo empresarial de construcciones, detrás de Fundación Secretariado Gitano se encuentra la Conferencia Episcopal…

Papi y Lagarde, activistas sin techo

He visto pegatinas de Podemos sobre vuestras pertenencias. ¿Vais a votar?

P: Claro que voy a votar. Y voy a votar la única opción que nos queda en este campo de chorizos que tenemos por gobierno. Aunque no esté de acuerdo en muchos puntos con Unid♡s Podemos voy a darles una oportunidad, pese a que desde hace años tengo apatía de voto.

L: Yo no puedo votar porque no soy nacional de España pero si pudiera hacerlo también votaría Unid♡s Podemos porque es la única alternativa. El PP y el PSOE son arrogantes y prepotentes. Espero que UP pese a sus errores, nos escuche.

¿Qué les diríais a esas personas que piensan que las personas sin techo no estáis organizados y no os interesa la política?

P: Que se equivocan. La política empieza cuando tú te levantas y no tienes ni para tomar un desayuno y debes caminar un kilómetro para desayunar en un comedor social. Yo tengo 70 años y si no me cuelo en el Metro tardo media hora o una hora andando para poder alimentarme. La política es una cosa que tenemos que coger y cambiarla porque si no moriremos en la calle.

L: Nosotros hacemos política desde abajo. Nos estamos organizando y nos queremos adaptar también al acontecimiento político que está ocurriendo en España. No nos queremos perder este tren.

Karolina ZB - Coordinadora Disparadas

Karolina ZB

Militante feminista 24/7 y en sus ratos libres estudiante de Derecho y Filosofía. Amante de los perros y vegana por ética.