Vuelve Extramuros

Lunes 10 de Octubre de 2016
Comparte y dispara Facebook Twitter
Extramuros 16-17
Juan Teixeira, Cisjordania 2015

Geopolítica, economía internacional, política energética, seguridad, defensa, cooperación, desarrollo, terrorismo, tráficos, ONG, crimen organizado, espionaje, privacidad. Todas son palabras que escuchamos casi diariamente, que forman el argumentario para construir la política exterior de un país y conforman la actualidad internacional. Una actualidad que asusta por su incertidumbre y brutalidad.

En el continente americano asistimos por un lado a una carrera presidencial en Estados Unidos muy peculiar a la par que terrorífica. Mientras tanto, al sur, aumenta la inestabilidad; ya sea por el plebiscito fallido sobre la paz en Colombia o plausibles injerencias externas en otros muchos países.

África continúa siendo la gran olvidada pero siempre la más devastada. La violencia de guerrillas y el crimen organizado alimenta los flujos migratorios que se agolpan en el norte del continente mientras los oligarcas de todo el mundo se reparten sus recursos naturales.

En Oriente Medio prosiguen las luchas sectarias y por la hegemonía regional. Irán y Arabia Saudí continúan su pulso por la predominancia en la región, ejemplificado especialmente por la guerra en Siria que cumple ya más de cinco años.

Europa se encuentra atónita ante el desbordamiento de todas éstas crisis ante sus fronteras y con la decisión del Reino Unido de abandonar lo que hasta la fecha había sido un proyecto político en constante crecimiento. Mientras tanto la extrema derecha crece y se hace fuerte, frente a instituciones europeas oligárquicas y carentes de iniciativa política y capacidad de mejorarse.

Rusia y China por su parte crean su propio eje desde Asia Central hasta el Pacífico aprovechando el desmoronamiento del orden internacional. A pesar de las diferencias, ambos hacen uso de la fuerza para hacerse valer y reabrir, alimentar y perpetuar ciertas disputas territoriales. Y, obviamente, la rivalidad geopolítica entre estas potencias, los actores regionales y los países occidentales abren escenarios de crisis inéditos y potencialmente peligrosos.

Esta es la realidad que escuchamos casi diariamente, una realidad inestable y caótica, pero también injusta y autoritaria. Una realidad que influencia y decide nuestras vidas de manera fáctica.

Pero, aunque la política internacional moldea nuestras vidas, es un asunto sobre el cual tenemos muy poco control o conocimiento. En general, estamos confundidos, asustados o convencidos de determinadas verdades, sin tener realmente manera de verificarlas, de contrastar información o de ir más allá de lo que nos imponen los medios mayoritarios. Y, ¿qué nos imponen?

La reducción al absurdo, el sensacionalismo, la inmediatez, la avalancha informativa, la manipulación de la realidad. Nos dan a consumir todo esto para intentar domesticarnos. Para mostrarnos un panorama desolador, en todos los ámbitos de nuestras vidas, y así imbuirnos en una indefensión aprendida mediante la cual iremos soltando poco a poco nuestras libertades, sueños y anhelos. Para que nos olvidemos de esas tierras y pueblos (no tan) lejanos y así nuestros gobiernos gestores de miseria puedan seguir aplicando su represión brutal e inmisericorde.

Los mismos poderes fácticos que trafican con los flujos informativos quieren hacernos creer que sus historias son la verdad, la única verdad. Pero nos queda una arista rebelde.

A la luz de esta reflexión nació hace un año Extramuros, la sección internacional de Dispara Mag. En un año de existencia hemos intentado acercarnos a esa actualidad internacional tan compleja y lejana con análisis, entrevistas y dossieres; tanto con aciertos como errores. No disponemos de muchos recursos, ni de grandes medios, pero no nos resignamos y seguimos con lo poco que tenemos, un bien escaso pero que poco cuesta: credibilidad y rigor. Sabemos que esto no puede venir de los mismos que trafican con la miseria ajena y que buscan titulares para equilibrar la balanza, siempre a su favor.

Ante la globalización del conflicto y la crisis permanente, nuestro aporte a la lucha es un análisis sin concesiones.

¿Quiénes somos?

Nosotras y nosotros somos los que saltamos sus muros informativos para ver y entender más allá de sus dogmas. Y hemos vuelto.

Giacomo Pevarello

Politólogo, licenciado en Estudios Internacionales en la Alma Mater de Bolonia y Máster en Política Internacional en la Universidad Complutense de Madrid. Especializado en Relaciones Internacionales, Geopolítica, Espacio post-soviético (en particular Cáucaso Norte). También escribo sobre Europa, Oriente Medio y Magreb, terrorismo y crimen organizado. Soy un aficionado del Hip-Hop, de las novelas y del cine negro, género pulp y de las culturas undergound. Coordinador de Extramuros y redactor.

Añadir nuevo comentario