Madrid para todas

Domingo 22 de Mayo de 2016
Comparte y dispara Facebook Twitter
1
2
3
poli
todas
tumba fascismo
aulas
sat
homo
pal
ver
gen
mas
muj
hu
por
pu
chi
pers
pol
fue
kw
lon
ps
dis

El sábado 21 de mayo se celebraban manifestaciones fascistas en algunas capitales europeas como Atenas, Roma, Madrid y Budapest. Grupos claramente neonazis forman parte de los nuevos colectivos y partidos políticos que han experimentado un auge considerable en los últimos años. Ayer salieron a las calles en homenaje al historiador fascista francés Dominique Venner que se suicidó ese mismo día, en el año 2013, en la catedral de Notre Damme en París.

En Madrid la manifestación fue organizada por el llamado Hogar Social, bajo el lema “Defiende España – Defiende a tu gente” y transcurrió desde Plaza de España hasta la Plaza del Dos de Mayo. El grupo Hogar Social practica una “solidaridad” excluyente al ayudar solo a gente de nacionalidad española, al estilo de Casa Pound en Roma o Amanecer Dorado en Grecia, y que actualmente está en la antigua sede del NO-DO en la calle Joaquín Costa.

Sin embargo, el crecimiento y afianzamiento del Hogar Social también ha supuesto un revulsivo para el movimiento antifascista madrileño, que ha constatado como la presencia de este colectivo se ha traducido en un clima de crispación y agresiones en los barrios en los que aún hacen acto de presencia: Tetuán, Chamberí y Prosperidad entre otros.

Fito, activista del colectivo juvenil Algarada Tetuán, recuerda el “estado de alerta constante” en el que se encontraba el barrio de Tetuán cuando el Hogar Social hizo su primer acto de presencia en el norte de Madrid. Elena, también activista de Algarada, añade que la aparición de grupos racistas como el Hogar Social en barrios con una importante población migrante no es casual sino que precisamente buscan estos barrios para señalar y acusar a las poblaciones migrantes cuando surgen problemas cotidianos de convivencia.

De este modo es como nace Madrid para Todas. Esta plataforma, de caracter transversal, aglutina alrededor de 100 colectivos de Madrid incluyendo la Coordinadora Antifascista de Madrid según nos cuenta Elena, una de las portavoces designadas para la contra-manifestación antifascista que transcurrió sin incidentes desde Atocha hasta la Puerta del Sol. Además, desde la plataforma, se denuncia el “fascismo institucional” por el cual pueden proyectarse imágenes de Franco y Hitler en un pueblo de Toledo sin apenas repercusión o que la Delegación de Gobierno (liderada por Concepción Dancausa) prohíba las esteladas en un partido de fútbol pero no una manifestación racista en las calles de Madrid. Sobre la autorización de la delegada del gobierno a la manifestación del Hogar Social, Elena de Algarada recuerda que aún queda mucho por hacer para que las instituciones prohíban este tipo de actos y que por tanto la lucha debe continuar en las calles.

Al finalizar la manifestación, en la Puerta del Sol, se procedió a la lectura de varios comunicados. En primer lugar intervino Óscar Reina del Sindicato Andaluz de Trabajadores para recordar que siguen en huelga de hambre por la libertad de su compañero Andrés Bódalo. Seguidamente hubo una intervención en memoría de Ricardo Rodríguez García que fue asesinado el 21 de mayo de 1995 en Alcorcón a manos de neonazis. Para finalizar se leyó el comunicado de Madrid para Todas en el que también denunciaron las agresiones racistas, machistas y contra personas LGTBQ que cada vez se visibilizan más en Madrid.

Una vez concluida la manifestación, las valoraciones de los colectivos convocantes era muy positiva, a pesar de algún incidente como la agresión que sufrió un miembro de FEL-Villaverde por parte de miembros del Hogar Social. Desde Algarada, Elena recuerda la transversalidad de la convocatoria. “Había gente de todas las edades pero lo más importante es que había mucha gente no occidental” que, por su simple procedencia, son las primeras personas en sufrir el racismo que promueve el Hogar Social. Desde Madrid para Todas hablan de “éxito rotundo” ya que esperaban una asistencia de unas 4.000 personas pero estiman que llegaron con facilidad a 8.000 personas. Por contra, la manifestación del Hogar Social apenas llegó al millar de personas según estimaciones publicadas por la prensa.