Manifiesto del Partido Comunista

Domingo 21 de Febrero de 2016
Comparte y dispara Facebook Twitter
Manifiesto Comunista - redactado por K. Marx y F. Engels
Manifiesto Comunista - redactado por K. Marx y F. Engels

El Manifiesto del Partido Comunista, o simplemente conocido como el Manifiesto Comunista, es un escrito político con cierto carácter propagandístico redactado por Karl Marx y Friedrich Engels por encargo de la Liga de los Comunistas, una asociación obrera de carácter internacional fundada en Londres en 1847 a la que pertenecían. El Manifiesto Comunista es básicamente el programa con el que se dio a conocer dicha sociedad. Se escribió entre 1847 y 1848, y se terminó publicando el 21 de febrero de 1848 en Londres. El Manifiesto es, al fin y al cabo, un tratado escrito en un lenguaje técnicamente muy sencillo, dado que su objetivo era facilitar su lectura a las masas obreras a las que iba dirigido.

Al poco de ser publicado, dio comienzo en Europa la ola revolucionaria de mediados del siglo XIX, lo que cogió por sorpresa a los autores.

Engels, en el prefacio a la edición alemana de 1883, hizo una síntesis de las conclusiones a las que pretendían llegar él y su compañero Marx con este texto:

La idea fundamental de que está penetrado todo el Manifiesto —a saber: que la producción económica y la estructura social que de ella se deriva necesariamente en cada época histórica constituyen la base sobre la cual descansa la historia política e intelectual de esa época; que, por tanto, toda la historia (desde la disolución del régimen primitivo de propiedad común de la tierra) ha sido una historia de la lucha de clases, de lucha entre clases explotadoras y explotadas, dominantes y dominadas, en las diferentes fases del desarrollo social;

Estas tesis sobre la historia social del hombre proporcionan el marco para comprender la situación que vivía Europa en aquel momento:

y que ahora esta lucha ha llegado a una fase en que la clase explotada y oprimida (el proletariado) no puede ya emanciparse de la clase que la explota y la oprime (la burguesía), sin emancipar, al mismo tiempo y para siempre, a la sociedad entera de la explotación, la opresión y las luchas de clases—, esta idea fundamental pertenece única y exclusivamente a Marx.

En primer lugar, el Manifiesto parte de la premisa de que la historia política e intelectual de cada época está condicionada por el modo de producción y la estructura social. El devenir de la historia, pues, está caracterizado por la presencia de clases sociales y por la posición que ocupan éstas en la escala social y en el proceso productivo. Aquí se está declarando la concepción materialista de la historia (materialismo histórico).

Por otro lado, Engels señala que la historia de las sociedades es resultado de la historia de las luchas de clases, unas clases oprimidas contra unas clases opresoras, que aparecen junto al régimen de propiedad privada y explotación. Así mismo, cada proceso histórico, cada cambio en la historia, ha tenido sus precedentes y se ha producido a raíz del choque de los intereses contrapuestos entre unas y otras clases, dando lugar a luchas y enfrentamientos cuyo objetivo era acabar con la opresión de unas clases sobre otras.

Por último, se señala que el proletariado es la clase que, una vez consiga emanciparse, es decir, liberarse de la opresión, terminará por fin con el dominio de unas clases sobre otras. El proletariado es aquella clase social que para subsistir tiene que vender su fuerza de trabajo a la burguesía, que es la clase que la explota y la oprime por medio del trabajo asalariado. La lucha de clases, protagonizada por el proletariado contra la burguesía, llevará al fin de la opresión de una clase por otra y al fin de las propias clases: el proletariado es el sujeto de la revolución.

Añadir nuevo comentario