Fragmentaria

Martes 25 de Octubre de 2016
Comparte y dispara Facebook Twitter
Fragmentaria

La mañana comienza. Nos sentamos juntos a la mesa: tengo un cartón de leche entre mis manos. "Consérvese en un lugar fresco y seco", dices mientras clavas tu Instagram en mi pupila desgastada. Me restriego con el dorso de la mano las marcas de las noches de insomnio potenciadas por el brillo azul del ordenador. Aproximo mi silla a tu smartphone y observo tus arrugas entrecerradas por la crema rejuvenecedora. Sonrío cariñosamente al acercarte unas palabras: "una vez abierto, consumir en un plazo de 20 a 30 años".

‏Nos entendemos poco al escucharnos, acostumbrados a leernos por pequeños mensajes en pantalla. Agarrados al botón home nos abismamos ante las imágenes que ya corren bajo tus dedos. Reconozco tus uñas y el reflejo de tu silueta sobre el protector de pantalla semi-mate que cubre el aparato. Qué cerca estamos, qué guapa estás en el reflejo. Me guío hacia tus dedos siguiendo los márgenes blancos del brillo del móvil y nos reímos juntos mirando las realidades aparentes que nos ofrece. No hay sonido que las caracterice por sí mismas, solo el recuerdo de la música que escuché anoche. El sonido y la imagen se amalgaman. Cuando estamos juntos así, tan cerca de la misma pantalla, me inflamo de cariño. Te amo, Fragmentaria. Sé lo que digo y, sin embargo, hace ya unos minutos que he perdido la ubicación de mi circunstancia. Me dejo llevar. Vamos por la calle y el tacto físico del smartphone es lo único que nos conecta con el mundo por el que caminamos. Hemos perdido nuestra época, hemos soltado amarras de nuestros lugares: aquellos donde nacimos, los sitios en los que crecimos. Las imágenes nos hablan de algún lugar y algún tiempo en el rango de los últimos 40 años. ¿Dónde? ¿Cuándo? No sabemos si los textos que acompañan a las fotos son ciertos; nos da igual. Vamos, Fragmentaria, desliza la pantalla hacia arriba y enséñame más: arrástrame a vivir.

Carson City, EEUU, 1990
Carson City, EEUU, 1990

Siena, Italia, 1981
Siena, Italia, 1981

Fragmentaria
Boston, EEUU, 1964

Fragmentaria
Nueva York, EEUU, 1996

Fragmentaria
Bielefeld, Alemania, 1970

Coblenza, Alemania, 1971
Coblenza, Alemania, 1971

Colchester, Reino Unido, 1996
Colchester, Reino Unido, 1996

Perth, Escocia, Reino Unido, 1979
Perth, Escocia, Reino Unido, 1979

Coira, Suiza, 1986
Coira, Suiza, 1986

Manchester, Reino Unido, 1979
Manchester, Reino Unido, 1979

Portland, EEUU, 1988
Portland, EEUU, 1988

Limerick, Irlanda, 1984
Limerick, Irlanda, 1984

Galway, Irlanda, 1984
Galway, Irlanda, 1984

Birmingham, Reino Unido, 1996
Birmingham, Reino Unido, 1996

Esch-Sur-Alzette, Luxemburgo, 1971
Esch-Sur-Alzette, Luxemburgo, 1971

Birmingham, Reino Unido, 1996
Birmingham, Reino Unido, 1996

Trier, Alemania, 1998
Trier, Alemania, 1998

Pendlebury, Reino Unido, 1980
Pendlebury, Reino Unido, 1980

Pendlebury, Reino Unido, 1996
Pendlebury, Reino Unido, 1996

Derby, Reino Unido, 1994
Derby, Reino Unido, 1994

Falmouth, Reino Unido, 1997
Falmouth, Reino Unido, 1997

Liverpool, Reino Unido, 1997
Liverpool, Reino Unido, 1997

Liverpool, Reino Unido, 1999
Liverpool, Reino Unido, 1999

Manchester, Reino Unido, 2011
Manchester, Reino Unido, 2011

Todas las imágenes han sido tomadas en Manchester o Liverpool en agosto del 2016
Todas las imágenes han sido tomadas en Manchester o Liverpool en agosto del 2016

Luis Hidalgo

Entidad corpórea fundada a finales del siglo XX. Licenciado en filosofía. Tiene una relación con las fuentes luminosas y sus consecuencias periodísticas desde 2014. En un tiempo en que la información gráfica tiene que estar llena de colores y emojis para resultar llamativa, conviene seguir las palabras del fotógrafo A. Feininger: "color is for birds". Escritor de relatos en su tiempo libre.