Efemérides: El Motín del Té

Miércoles 21 de Diciembre de 2016
Comparte y dispara Facebook Twitter
TeaParty

Entre 1756 y 1763, Francia, España e Inglaterra luchan en el contexto de la Guerra de los Siete Años por la incorporación de nuevos territorios en América del Norte. Inglaterra resulta vencedora de este conflicto. Adquiere parte del norte y sureste de Canadá. En seguida, los nuevos colonos se disponen a ocupar las urbes existentes y a fundar nuevas. Esto provocó conflictos con las poblaciones autóctonas norteamericanas que requirieron de la intervención de la Corona Británica: se liberaron los territorios indígenas y se implantó una economía de haciendas y fincas de carácter agrario. Existe igualdad entre todos los colonos blancos ingleses, pues no existe un estamento aristocrático de nacimiento en las colonias americanas. Sin embargo, la sociedad colonial norteamericana del momento es profundamente esclavista. Inglaterra, recién iniciada la Revolución Industrial, necesita las materias primas de las colonias.

El coste del Imperio Británico es muy alto. Jorge III sube los impuestos a las colonias. En seguida se dan protestas en Norteamérica, pero el rey las obvia. Mientras, el Parlamento de Inglaterra saca adelante la Stamp Act, un impuesto directo y específico para las colonias americanas que suponía que todos los documentos impresos en ellas debían serlo con papel sellado londinense (es un impuesto a la exportación del papel). Las Trece Colonias se movilizan en conjunto contra esta nueva tasa; se llama a desobedecer al Imperio. En Virginia se proclama el principio de la autodeterminación: «No taxation without representation» (no se pagan impuestos a los que no representan a las colonias).

En 1767, Jorge III impone nuevos impuestos. Comienzan motines y revueltas en las colonias de Maryland, New York, Philadelphia y Boston, donde ocurrirá un hecho que se marca como el inicio de la Revolución.

TeaParty

Boston está ocupada por tropas británicas que aseguran la cohesión de las colonias norteamericanas con el resto del Imperio y el cumplimiento de las disposiciones de la Corona. Un colono se acerca a la aduana a realizar unas gestiones. Tiene una riña con un centinela británico y éste lo reprime. El colono regresa con otros colonos a recriminar al centinela. Unos soldados acuden en ayuda de su compañero y el enfrentamiento se salda con la muerte de cinco colonos. Los militares son juzgados y dos son condenados por homicidio.

En 1773, una sociedad secreta conocida como Los Hijos de la Libertad, liderada por Samuel Adams (hermano de John Adams, futuro presidente de los Estados Unidos), no acepta que el Parlamento Inglés interfiera en asuntos de las colonias. Al mismo tiempo, el Parlamento Inglés aprueba la Tea Act, una ley que permite a la Compañía de las Indias Orientales vender té en las colonias sin pagar impuestos ni aranceles, compitiendo de manera desleal con los comerciantes y contrabandistas de allí, entre los que se encontraba Samuel Adams. Se produjeron protestas en Philadelphia y New York por la Tea Act, pero las más importantes fueron las de Boston, pues los funcionarios de la Compañía Británica de las Indias Orientales fueron atacados y depósitos de té destruidos. Uno de los barcos de la Compañía, el HMS Dartmouth, llevaba anclado desde finales de noviembre de 1773 sin descargar el Té. Los Hijos de la Libertad convocaron asambleas multitudinarias llamando a desobedecer al Parlamento Británico, a la Compañía y a las autoridades del Dartmouth. El gobernador británico en Boston luchaba por que se desembarcara el té.

La noche del 16 de diciembre de 1773, un centenar de Hijos de la Libertad abandonan una de las asambleas de protesta y acuden al muelle de Griffin disfrazados de indios. Allí tomaron varios barcos, entre ellos el Dartmouth, y arrojaron toda la carga de té por la borda. Unas 45 toneladas de té flotaban en el mar de Boston.

La Corona Británica reaccionó a este desfalco cerrando el puerto de Boston en 1744, enviando un nuevo gobernador y declarando el estado de excepción mediante la imposición de las Coercive Acts. Desde ese momento, la cuestión de la independencia ya se empieza a discutir seriamente en las colonias.

El Motín del Té, que es como se conoce a este episodio, fue un punto de inflexión entre los conflictos que desencadenarían posteriormente la Guerra de Independencia de Estados Unidos. Sirvió, así mismo, para otorgar cohesión a los revolucionarios de las Trece Colonias, que acabarían uniéndose en lo que se conoce como Ejército Continental.

TeaParty

Añadir nuevo comentario