Dispara con Enrique Flores - Dibujando el proceso político en España

Jueves 07 de Enero de 2016
Comparte y dispara Facebook Twitter
Flores 1
Flores 2
Flores 3
Flores 4
Flores 5
Flores 6
Flores 7
Flores 8
Flores 9
Flores 10
Flores 11
Flores 12
Flores 13
Flores 14
Flores 15

Entrevistamos a Enrique Flores, quien a través de sus dibujos ilustró el 15M y aportó una nueva perspectiva para ver y leer este movimiento social. Sin embargo, su peculiar narración viene de lejos, incluyendo multitud de cuadernos de viajes y dibujos de su día a día; y sigue de cerca el presente, contando la perspectiva política y social que hoy nos rodea.

¿Qué fue lo que le llevó a comenzar a hacer el tipo de dibujos que hace?

La mala memoria. Siempre he utilizado de un diario para acordarme de lo que hago o lo que tengo que hacer. Uso los cuadernos como ayuda a la memoria.

¿Cómo surgió su interés por dibujar el 15M? ¿Qué le llevó a seguir realizando ese tipo de ilustraciones una vez cerrado el movimiento de las plazas?

En mayo de 2011 vivía muy cerca de la puerta del Sol, pasaba por allí cada día, siempre con mi cuaderno. Me paraba, dibujaba, hablaba con la gente. Intentaba comprender por qué estaban allí. Usé el dibujo como una manera de entender lo que estaba viendo.

¿Cómo definiría sus trabajos? ¿Son ilustración política o periodística? ¿Con qué se identifican más?

No me atrevería a llamarlo periodismo. Esa es, o debería ser, una profesión seria, que investiga y contrasta información. Yo soy más frívolo: apunto lo primero que me dicen, no elaboro después, no edito. En ese sentido creo que mi trabajo se parece más al cuaderno de notas de un reportero, el material en bruto sobre el que luego trabaja. La diferencia entre el periodista y yo es que yo lo dejo así, enseño mis primeras notas. Creo que ese material sin editar aporta frescura y verosimilitud.

¿Qué técnica utiliza? ¿A qué se debe esta elección?

Suelo usar tinta china y acuarelas líquidas dentro de pinceles de agua. A veces me aburro de usar siempre lo mismo y cambio al lápiz o al rotulador. Hago muchos de mis dibujos de pie y necesito algo que sea ligero, que pese poco y con lo que pueda trabajar rápido.

En algunas ocasiones le hemos visto dibujar escenas que han sido fotografiadas. ¿Qué cree que diferencia sus dibujos de las mismas?

Con mucha frecuencia incluyo palabras en mis dibujos. Anoto cosas que me dicen, cosas que pienso. Notas tomadas a la carrera. A la fotografía le falta la banda sonora. Cuando la tiene, es vídeo. Pero el vídeo necesita un tiempo de visualización que viene determinado por el autor. El dibujo se ve rápido y da una idea somera de lo que pasó, del ambiente, del ruido.

Estamos inundados de letras e información escrita hoy en día ¿Se ha convertido el dibujo en el mejor medio para representar nuestra realidad?

No me atrevería a decir el mejor, pero si creo que es un medio complementario que nos puede ayudar a entender y expresar el entorno complejo en el que vivimos. El dibujo es una manera más, acaso no la más poderosa ni la que más capacidad tiene de emocionar o transmitir, de representar la realidad. Foto, video, dibujo, escritura, música. Todo vale para narrar. Lo importante es lo que se cuenta.

Durante el 15-M ¿qué fue lo que le llevó a pensar que la gente que participaba en este movimiento social, quería también informarse a través de un dibujo en un contexto dónde parecía que solo tenían cabida las redes sociales?

No fue premeditado. Comencé a publicar los dibujos en mi blog desde el primer día y recibieron una avalancha de visitas. Por una parte me parece lógico. Todos hemos dibujado en algún momento de nuestra vida. El recuerdo que guardamos de ello es placentero y debido a ello pensamos en el dibujo con simpatía. Miramos dibujos con interés y media sonrisa, de modo que cualquier cosa que nos cuenten a través de ellos nos entra mejor que lo que nos llega por otros medios (tendemos a desconfiar de los canales “serios”).

Mientras dibuja, sabemos que le gusta mantener una cierta distancia que le permita una mayor amplitud visual. Entonces ¿de dónde saca los comentarios y frases que utiliza para dar voz a los personajes?

Apunto lo que me van contando las personas que tengo delante, las que pasan a mi lado, cosas que se me ocurren. Un poco de todo.

¿Cómo ha visto cambiar, a través de sus dibujos, los movimientos sociales en España?

Durante la acampada de Sol empecé dibujando en blanco y negro. Después me di cuenta de lo alegre que era aquello, de lo mal que haríamos representándolo con la típica foto en blanco y negro y con el mucho grano con el que nos han ido contando las desgracias y pasé a dibujar en color. Ese fue un cambio del que no fui consciente en su momento, algo de lo que me di cuenta cuando revisé los cuadernos viejos. Hubo un momento en el que empecé a usar color.
Desde hace unos meses, desgraciadamente, he vuelto a la grisalla. No veo colorines por ningún lado.

¿Con qué escena, de estas semanas de campaña electoral y elecciones, se quedaría para poder dibujarla? ¿Qué España le gustaría dibujar?

No me ilusionan mucho ni la campaña ni las elecciones. Todo lo que es movimiento dirigido me aburre. El 15M se caracterizó por los carteles escritos a mano de cualquier manera, sobre cartones. Ahora eso ha desaparecido de la calle y su lugar lo ocupan carteles perfectamente impresos, todos iguales, todos monocordes.
Volvería a dibujar encantado una calle que reflejase multiplicidad de voces. Me gusta la variedad y me encuentro más a gusto entre personas que en grupos.

¿Cuánta vida le queda al dibujo “informativo” como herramienta de expresión ciudadana y cómo cree que se amoldará a los nuevos tiempos?

El dibujo es anterior a la escritura y, por supuesto, muy anterior al cine o a la fotografía, de modo que no acabará. Vivirá mientras el humano quiera hacer cosas con sus propio cuerpo. Dibujar, cantar o bailar nos son tan naturales como respirar. Se puede hacer sin la ayuda de máquinas, no necesitan electricidad ni inversiones costosas. Siempre estará ahí.

Para consultar todo su trabajo: http://www.4ojos.com/